jueves, 5 de diciembre de 2013

ALERTA RADIACTIVA EN MEXICO PREOCUPA A ESTADOS UNIDOS

Militares y policías de México se desplegaron en siete estados ante el alerta por el robo de un camión que transportaba material radiactivo "extremadamente" peligroso con el que se pueden fabricar bombas, situación que motivó la intervención de EEUU.
El robo del camión, perpetrado en lunes cerca de la ciudad de México, tenía esta tarde en vilo a autoridades mexicanas y estadounidenses y en alerta a los estados Querétaro, Hidalgo, Veracruz, México, Tlaxcala, Puebla y Distrito Federal. En todos ellos era buscado por efectivos de la Policía Federal, la Marina, el Ejército y cuerpos de seguridad locales, reportaron las agencias de noticias ANSA, EFE y Notimex y los diarios Excelsior y La Jornada. El camión transportaba un cabezal de radioterapia para tratamiento de cáncer que contiene cobalto 60, material radiactivo de extrema peligrosidad para la salud si se lo retira de su contenedor, advirtió la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS), que activó hoy un protocolo de alerta para localizar el vehículo. La desaparición del vehículo fue denunciada hoy por el gobierno de México a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de las Naciones Unidas, que precisó que en el momento del robo "la fuente (radiactiva) estaba debidamente protegida" pero alertó que "puede ser extremadamente peligrosa si alguien quita la protección o la daña". La AIEA advirtió, además, que pese a que la sustancia no puede utilizarse para la fabricación de un arma nuclear convencional, sí puede ser usada para lo que se denomina "bomba sucia", un artefacto que combina explosivos convencionales e isótopos radiactivos. El director del CNSNS, Mardonio Jiménez Rojas, enfatizó que los robos de camiones con material radiactivo son habitualmente cometidos sólo para llevarse el vehículo, aunque hizo un llamado a los delincuentes para que no retiren la cubierta del equipo médico. No obstante, la situación fue considerada por Estados Unidos, que mantiene una estrecha comunicación con autoridades del gobierno mexicano y monitorea de cerca el incidente. La Oficina de Operaciones de Campo en los Puertos de Entrada de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) del Departamento de Seguridad Interna (DHS) tomó "conocimiento situacional" del vehículo robado, indicó una fuente gubermanental en Washington. "Todos los puertos de entrada están equipados con equipos de detección de radiación y, de acuerdo con la política vigente, los funcionarios revisarán cualquier alerta con Aparatos de Identificación de Isótopos Radioactivos", precisó la fuente. De acuerdo con la declaración del chofer del camión robado, Valentín Escamilla Ortiz, ante el Ministerio Público del Distrito de Tizayuca, salió de Tijuana el 28 de noviembre rumbo al Instituto Nacional de Investigación Nuclear, ubicado en Maquixco, estado México. El conductor detuvo el vehículo para descansar en una estación de servicio antes de la desviación a Temascalapa, y en la madrugada dos sujetos lo amenazaron con un arma de fuego y lo hicieron descender de la unidad, lo dejaron en un baldío atado de pies y manos y se llevaron el camión. ACTUALIZACION
CIUDAD DE MÉXICO, 4 de diciembre.- Autoridades localizaron en una zona despoblada del centro de México el cobalto 60, un material radiactivo que estaba dentro de equipo médico en desuso que fue robado junto con el camión que lo transportaba, informó el director de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear del país, Juan Eibenschutz. El funcionario dijo que el área de riesgo es de 500 metros alrededor de donde se encontró el cobalto 60, pero que más allá de ese radio no hay mayores riesgos. Poco antes, el mismo funcionario dijo que se había localizado el contenedor abierto y vacío del cobalto junto con el camión. El hallazgo ocurrió en la comunidad de Hueypoxtla, en el Estado de México. El camión que transportaba equipo médico en desuso, que contiene el material radiactivo, fue robado de una gasolinera en el estado de Hidalgo, vecino al Estado de México. Las autoridades habían dicho que es extremadamente peligroso. El material no está dentro del contenedor", dijo Eibenschutz. Comentó que la fuente radiactiva fue detectada aproximadamente a un kilómetro de donde se encontró el camión y el contenedor, en una zona despoblada. No nos podemos acercar, hay nivel alto de radiación", añadió el funcionario. El mismo funcionario había dicho horas antes que la cantidad de material radioactivo podría causar serios daños en caso de que lograra ser abierto. La exposición directa al cobalto 60 provocaría la muerte en minutos, añadió.
Publicar un comentario