jueves, 5 de diciembre de 2013

LA MENTIRA DE LAS MAQUINAS DE ABYDO-EGIPTO


                                     

¿Quién fue Omm Seti? Para descubrir la verdad sobre las presuntas máquinas “imposibles” de Abydos, en Egipto, hay que hacer referencia aOmm Seti Dorothy L. Eady. Esta mujer fue una eminente arqueóloga que, según la leyenda, mostró una fascinación especial por el antiguo Egipto después de caerse, siendo niña, por la escalera de casa, en Londres, y recibir un fuerte golpe en la cabeza. Al final consiguió establecerse en la ciudad de Abydos, a orillas del Nilo, y cambió su nombre por el de Omm
Seti.

                                                      

Esta mujer (Londres 1904 – Abydos 1981) forjó su amor por Egipto en su niñez, cuando la sociedad británica se hallaba altamente influenciada por el naciente espiritismo. De hecho, Omm Seti cambió su nombre por creerse la reencarnación de la esposa de Seti I. Llegado el momento del boom extraterrestre, a partir de 1947, fue una gran defensora de esta posición, llegando a manifestar que su querido Seti I le había contado en sueños que civilizaciones extraterrestres ayudaron a construir el templo.Cartuchos de Abydos ¿Y qué podemos ver en un friso del templo de Abydos? Un tanque, un helicóptero, un submarino y un avión. Eso es lo que dicen ver los que no saben. Pero la famosa egiptóloga Omm Seti (pro-extraterrestre) jamás vio tal cosa. Ella, a pesar de sus ansias por lo maravilloso, sabía. Conocía la historia. Era consciente de que los faraones egipcios, en muchos casos, tendían a intentar borrar del mapa cualquier vestigio de su antecesor para resaltar en
mayor medida su propio reinado.



                                       




 De manera que (cualquiera que haya visitado Egipto lo habrá comprobado) encontramos multitud de jeroglíficos con los cartuchos de muchos faraones sobrescritos por otros posteriores. Incluso, Ramsés II, hijo de Seti I, adoptó la moda de profundizar entre 10 y 15 centímetros los grabados en la piedra para dificultar su eliminación, tal como él hizo con el cartucho de su padre.Friso de Abydos ¡Cuando se graba el cartucho de Ramsés II en Abydos sobre el cartucho de Seti I, se pueden “intuir” unas figuras “parecidas” a lo que hoy conocemos como un tanque, un helicóptero, un submarino y un avión! Hay que echarle imaginación, pero ciertamente se parecen. Ahora bien, ¿por qué a Omm Seti, tan alienada con los extraterrestres, nunca se le ocurrió relacionar esas figuras con la prueba de “máquinas imposibles”? Pues porque ella era arqueóloga, egiptóloga, -algo ida tal vez- pero lista. ¡Y conocía la historia de los cartuchos! Hoy todavía quedan algunos vendemisterios que siguen sin querer saber, porque la “verdad” de estos grabados les fastidia sus ganas de mantener sus sueños, o lo que es lo mismo, no quieren aprender, y eso es peor que la propia ignorancia.. FUENTE. http://misteriosaldescubierto.wordpress.com/
Publicar un comentario