lunes, 7 de abril de 2014

EL PERRO CON CARA HUMANA DEL JAPON

El Penghou (en chino:彭候), Hōkō o Houkou (en japonés:ほうこう?), tanto en la la mitologia china como japonesa, es un yōkai o espíritu con la apariencia de un perro negro sin cola y con cara humana, que vive dentro de un árbol. Se describe en un viejo libro llamado Soūshenji (搜神记, "En búsqueda de lo sobrenatural"). El Pénghoú fue incluido en la Shui Konjaku Hyakki , una de las colecciones de Toriyama Sekien de ilustraciones monstruo. Sekien le dio la misma descripción que la Soushenji, además de tener que vivir en un árbol de mil años. El Peng-hou en el árbol de alcanfor En el momento del primer gobernante de Wu, Lu Ching-shu era Gran Protector de Chien-una Comandancia. En una oportunidad envió a un hombre para cortar un gran árbol de alcanfor. Cuantos golpes del hacha había caído antes que la sangre fluía de repente desde el tronco. Cuando fue derribado por último, una criatura con la cara de un hombre y el cuerpo de un perro salió. Ching-shu explica, "Esto es lo que se conoce como Peng-hou". Lo había cocido al vapor de inmediato y se lo comió. Su sabor era el mismo que el de carne de perro. Según el tomo, perdido hace mucho tiempo, de la Ze Bai, Pai-tse T'u dice: "El espíritu de los árboles se llama Peng-hou, se parece mucho a un perro negro sin cola, y puede ser cocido al vapor y se come". Leyenda de las Bestias con Cola Hōkō forma parte de la leyenda de las bestias con cola, de la cual Masashi Kishimoto se habría basado para crear a los bijūs del manga y anime Naruto, sin embargo la vericidad de la leyenda esta en duda y sin referencias no se es posible considerar nada de esta leyenda como real. Según esta leyenda Hōkō es un perro blanco de cinco colas largas, las cuales representan a uno de los cinco elementos. Se dice que cuando el Hōkō, utiliza simultáneamente sus colas, estas producen enormes desastres naturales, principalmente terremotos. Está asociado espiritualmente a un árbol donde vive, y que no dudará en defender ante cualquier amenaza que pueda percibir mediante ilusiones terroríficas que puedan alejar las visitas no deseadas. Jinmenken, los perros con rostros humanos de Japón El, Jinmenken, que podría traducirse algo así como “el perro con cara humana”, normalmente se dice que es aproximadamente del tamaño de un perro de tamaño mediano, a menudo con el pelo enmarañado o sucio. Desde la distancia, cualquier persona puede confundirlo con un simple perro callejero sarnoso, pero cuando los ven más de cerca se quedan aterrorizados al observar que estos perros poseen un rostro humano. Los ojos son a menudo profundos y tristes, y la cola la tienen entre las piernas en un aparente gesto de pasividad o cobardía. Una revelación más impactante es que el rostro humano tiene una supuesta capacidad para hablar. A lo largo de la período Edo (1603-1868), estos perros-humanos eran vistos por la población local, hasta el punto que aprecian ocasionalmente en las publicaciones de noticias de la época. Además de los avistamientos, los Jinmenken eran expuestos en el “misemono”, que eran una especie de feria popular japonesa durante el período Edo. Estos actos secundarios eran algo así como un gabinete de curiosidades, por lo general con zoológicos de animales exóticos, con restos momificados de criaturas extrañas o monstruos, artefactos místicos, y todo tipo de objetos extraños y bizarros. Según los registro históricos, en esta especie de ferias mostraban la taxidermia de algún Jinmenken y, en ocasiones, incluso se llegaban a mostrar los especímenes vivos. En estos “shows”, los Jinmenken se paseaban sobre la vista de todos y se convertían en atracciones muy populares. No está claro si se trataba de Jinmenken reales o perros alterados de tal manera para engañar, pero el hecho es que hay numerosos relatos de estas exposiciones y fueron sin duda observados por mucha gente. perros rostros humanos Jinmenken, los perros con rostros humanos de Japón Y no sólo los plebeyos se maravillaban al ver estas criaturas. Una publicación de la época incluía el testimonio de un zoólogo, quien detalló su experiencia con una de estas criaturas: “Ahí estaba, encogido y lloriqueando en la esquina de la cabina de la exhibición. Estaba encorvado sobre sí mismo, con un olor bastante fuerte. Entonces me miró con ojos tristes y pude ver claramente que era el rostro de un ser humano, aunque con la mirada vacía, sin alma. Inmediatamente supuse que era un engaño al ver semejante aberración, sin embargo, si uno había forjado un espectáculo tan horrible entonces lo había hecho con tanto ingenio y artesanía que le he podido comprobar como tal. Si se trataba de algún tipo de taxidermia macabra de un ser vivo, no había ninguna prueba de ello. Pude ver que no había puntos de sutura aparentes o conexión artificial entre el rostro humano y el perro. Yo estaba ansioso por verlo pero esa abominación espantosa y su mirada me dejó con un profundo malestar mucho tiempo después de haberlo visto.” Es interesante destacar la sensación de malestar de un zoólogo experimentado. Premoniciones de temor o sentimientos de profunda desesperación son ocurrencias comunes en todos los afirmaron haber visto un Jinmenken. También existen informes que relatan la capacidad de un Jinmenken para hipnotizar a los espectadores. Adicionalmente, los jinkenmen son considerados como presagios de la fatalidad o de catástrofes. Avistamientos del Jinmenken en la actualidad Pero aparte de los avistamientos del Jinmenken en el Japón del período Edo, las declaraciones de testigos de avistamientos del Jinmenken persisten hasta la actualidad. Hay muchos informes de testigos que describen ver acercarse a ellos un extraño perro, sólo para darse cuenta que tiene cara humana. Otros informes relatan la gran velocidad aparente de los Jinmenken, corriendo junto a los coches en las carreteras más oscuras, incluso a veces gritando o chillando. Estos avistamientos se producen principalmente durante la noche en las zonas rurales, sin embargo, no siempre es el caso. perros rostros humanos japon Jinmenken, los perros con rostros humanos de Japón Durante la década de 1980, varios testigos afirmaron haber visto un perro con cara humana hurgando en la basura en los callejones del Distrito de Shibuya en Tokio, que es una zona comercial urbana bien desarrollada. Otros avistamientos se han registrado en otras zonas urbanas detrás de restaurantes concurridos, en los callejones, o en los aparcamientos oscuros de edificios de apartamentos. Teorías sobre el Jinmenken Son muchas las teorías en cuanto a lo que podría estar detrás de los avistamientos y las historias relacionadas con el Jinmenken. Algunos sugieren que el Jinmenken son los espíritus de las víctimas de accidentes de tráfico o perros poseídos por espíritus malignos. Otros dicen que son el resultado de los experimentos biológicos llevados a cabo en los laboratorios secretos. Incluso se ha sugerido que estos perros-humanos son el Chupacabras de Japón. Aunque los mas escépticos consideran que las historias de perros-humanos en Japón tiene su origen en los macacos japoneses. Estos primates se encuentran en todo Japón y en muchas maneras en que podrían parecerse a un perro en condiciones menos favorables durante su avistamiento, ya que es en la noche cuando se producen la mayoría de los avistamientos. Tienen rostros que podrían ser vistos como algo similar a la humana, y hacen una gran variedad de vocalizaciones que posiblemente podría ser malinterpretados como humanos. Ahora bien, ¿un zoólogo podría confundir un macaco con una de estas criaturas? Real o imaginario, sea cual sea el origen del Jinmenken, parecen ser algo que ha traspasado los confines del simple mito o folclore. Tal vez en algún lugar hay una explicación o una respuesta para estas criaturas enigmáticas. Hasta entonces, si alguna vez te encuentras con un Jinmenken en Japón, asegúrate de mantener los ojos bien abiertos en los callejones oscuros. Nunca se sabe lo que te puede estar esperando entre las sombras. FUENTE wikipedia y mundo esoterico y paranormal
Publicar un comentario