miércoles, 25 de junio de 2014

La Dinaesfera, el auto que nunca llego



Esta maquina fue diseñada por el inglés John Archibald Purves, quien se inspiró en bocetos de Leonardo da Vinci, este vehículo mono rueda se adelantó a su época.
La dinaesfera, como lo llamó, era una rueda gigante de 450 kilos de peso que según se creador, se convertiría en el transporte del futuro.
Dynasphere (1)
En su interior alojaba una jaula estática con espacio para dos personas que podían ir cómodamente sentadas mientras el sistema externo de rieles giratorios permitía el desplazamiento.
Estaba impulsada por un pequeño motor de entre 2 y 6 caballos de fuerza que le permitía moverse hacia adelante o atrás.
Alcanzaba velocidades de entre 40 y 50 kilómetros por hora y aunque su manejo no era sencillo en línea recta se maniobraba con facilidad; otro problema estaba en la visibilidad, que era muy limitada.
Muchos pensaron que sería cuestión de tiempo antes de ver ruedas gigantes desplazándose por las avenidas.
En medio del entusiasmo. Purves y su dinaesfera participaron en una carrera en 1932, pero dado el problema para mantener el control… la enorme rueda casi atropella a una persona; se cree que este percance fue lo que llevó a su creador a cancelar la promoción de su invento, el cual cayó en el olvido.
En la actualidad existen mono ruedas de menor tamaño que son conducidas en diversos países, pero son más vistas como un excéntrico juguete que como una alternativa de transporte.
Publicar un comentario