martes, 16 de septiembre de 2014

LA CIUDAD DEL FIN DEL MUNDO

PRIPYAT, Ucrania  — Hay una calma espeluznante en los edificios abandonados y las calles vacías de Pripyat. Desde la plaza principal, invadida por hierbas y zarzamoras, la ciudad se ve como una ruina antigua en la selva.


Edificios con ventanas rotas se erigen como gigantes monolíticos. En uno, un señalamiento de neón sin iluminación que dice “restaurante” cuelga del techo. En otro, se asoman el martillo y la hoz desde lo alto.

No puedo imaginarme un sólo lugar que haya visitado que se sienta tan abandonado y perdido. La orden para evacuar Pripyat llegó demasiado tarde. Habían pasado 36 horas desde que una explosión en el Reactor 4 en Chernóbil, el 26 de abril de 1986, había arrojado desechos radioactivos sobre la ciudad. Temiendo que el pánico se desbordara, las entonces autoridades soviéticas bajo el mando de Mikhail Gorbachov ordenaron que los ciudadanos de Pripyat siguieran con su vida normal.

Entonces, mientras el peor accidente nuclear sembraba el caos, acabando con todo en su camino a través de la radiación, los niños de la ciudad fueron a la escuela a tomar sus clases. Parejas se casaron. Cuando comenzó la evacuación una vez que la escala del desastre ya no podía ser cuestionada, se les dijo a los habitantes que regresarían en unos cuantos días. No se llevaron nada con ellos, sólo documentos, algo de dinero y comida para el camino en autobús.


Aún en la Unión Soviética, la vergonzosa manera en que las autoridades manejaron la situación fue fuertemente criticada.
En varias ocasiones desde entonces, Gorbachov –quien es recordado por sus reformas perestroika y glasnost– dijo que creía que Chernóbil fue igualmente responsable de derrumbar a la Unión Soviética.


Aún a 25 años del incidente, el problema de Chernóbil está lejos de desaparecer. Hay un debate sobre cuánta gente murió y cuántos se están muriendo como resultado del accidente.
Trabajadores sociales comentaron a CNN que 140,000 personas empleadas como “liquidadores” para limpiar el desastre radioactivomurieron tras el accidente.

No es claro si esto fue producto de su exposición a los altos niveles de radiación, por lo que el número de muertes atribuidos al accidente aún es discutido.
Los investigadores afirman que a parte de los altibajos naturales en ciertos tipos de cáncer, hay evidencia de severa ansiedad entre los sobrevivientes.

El gobierno de Ucrania mantiene una zona de restricción de 30 kilómetros alrededor de Chernóbil. Esto significa que un área de aproximadamente del tamaño de Suiza ha sido excluida de uso productivo, lo cual se ha traducido en un impacto económico. Y no se espera que el impacto disminuya en el corto plazo. Los desastres nucleares como Chernóbil y Fukushima no se apegan a los tiempos humanos.


Se permite el acceso a un número limitado de turistas que desean realizar breves visitas a la zona del accidente, a pesar de que la radiación está en niveles normales. Sin embargo, científicos afirman quepueden pasar generaciones antes de que sea totalmente seguropara que la gente regrese.
Fenómenos inexplicables en Pripyat
La ciudad de Pripyat es considerada uno de los lugares más interesante para los investigadores de lo paranormal. Muchos expertos en el campo creen que los eventos relacionados con la radiación y los fenómenos paranormales tienen una relación directa, donde está uno se encuentra el otro. Aunque algunos afirman que la radiación es un subproducto de la actividad paranormal, otros creen que las partículas radiactivas actúan como “combustible” para el más allá. Antes de la explosión del reactor muchas personas reportaron avistamientos del llamado “Pájaro Negro de Chernóbil”, una gran criatura semejante a un hombre sin cabeza. Esta criatura se asemeja al conocido “Mothman” que se vio antes del desastre en el puente de Point Pleasant, en Virginia Occidental. Muchas personas creen que Mothman anuncia futuros desastres. Al igual que en Point Pleasant, después del desastre no se volvió a ver. También durante los avistamientos de “Mothman” mucha gente experimentó pesadillas aterradoras y llamadas extrañas de teléfono.
En las investigaciones paranormales el problema que existe es en el tiempo que se puede realizar este tipo de indagaciones ya que los niveles de radiación son tan altos que los visitantes sólo pueden estar un tiempo determinado. En muchas investigaciones paranormales cuando los equipos comienzan a experimentar ciertos fenómenos inexplicables, las alarmas de radiación suenan y tienen que abandonar el lugar al momento. Pero incluso con estos imprevistos, son muchos los que afirman haber vistomisteriosas sombras y siluetas de personas, apariciones de antiguos médicos y bomberos caminando en medio de las calles y edificios abandonados. También se han informado sobre una luz ámbar que aparece sin explicación sobre las instalaciones abandonadas. Algunos militares han denunciado haber sido tocados por presencias invisibles, una sensación general de malestar, así como la sensación de ser observado desde las ventanas vacías del hospital. También existen informes de que los visitantes fueron seguidos por algo inexplicable además del sonido fantasma de niños riendo y jugando.
Escuela fantasma en Pripyat Los fenómenos paranormales de Pripyat
¿Podría haber una conexión entre la radiación y lo paranormal?
Muchos investigadores de lo paranormal llevan contadores Geiger en sus cinturones para medir picos de radiación, con la idea de que el aumento de las lecturas de radiación da más probabilidades de actividad sobrenatural. Si realmente están en lo cierto, Pripyat es la zona cero de los fenómenos paranormales. No hay ninguna duda que Chernóbil y sus alrededores no serán nunca lo suficientemente seguros como para poder realizar una adecuada investigación paranormal que podría explicar el vínculo entre la radiactividad y lo paranormal. Con el paso del tiempo, el sarcófago de hormigón del reactor ha empezado a erosionarse, incluso los científicos han estimado que se colapsará completamente dentro de la próxima década. Hasta que llegue el momento, Pripyat y Chernóbil descansa silenciosamente en Ucrania, una reliquia de otra época de la historia, así como un recordatorio del mal uso del aprovechamiento de la energía que existe en nuestro entorno. Y en el vacío y el aislamiento se encuentran las almas perdidas de Chernóbil, congeladas en el tiempo.
fuente: CNN /http://www.mundoesotericoparanormal.com/
Publicar un comentario