sábado, 11 de octubre de 2014

La Caja Dibbuk






La 'caja Dibbuk' es un pequeño recipiente para guardar botellas de vino que incluía un misterio en su interior, pues la propietaria original era una anciana judía que había sobrevivido al Holocausto y su última voluntad fue ser enterrada con la caja para poderla proteger de que los incautos se acercaran a ella, por lo que también prohibió a su familia abrirla ya que en su interior se encontraba un demonio llamado 'Dibbuk'.

Después de que la anciana muriera, la familia la vendió a un tratante de antigüedades quien se la regaló a su madre, pero poco tiempo después la señora sufrió un derrame cerebral, por lo que el hombre decidió regalarla, pero no tuvo éxito. Fue hasta después de tener una serie de apariciones fantasmales en su casa cuando decidió anunciar la caja en una página de internet y fue comprada por Jason Haxton del museo de Misouri, quien escribió un libro investigando toda esta historia, la cual daría la película 'El origen del mal'.
Publicar un comentario