jueves, 20 de agosto de 2015

Desenmascara el INAH al Presentador Jaime Maussan




supuestas piedras prehispánicas

En reiteradas ocasiones, personas de Ojuelos, Jalisco, han acudido a la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Aguascalientes para tratar de autentificar unas “piedras con tallados prehispánicos”, las cuales han cobrado gran popularidad tras la publicidad que les ha hecho el presentador Jaime Maussan, quien les atribuye un origen extraterrestre, pues en estas piezas se plasman imágenes de “alienígenas”, así como astronautas.

Al respecto, la arqueóloga del INAH, Ana María Pelz Marín, refirió en entrevista para Pagina 24 que a simple vista se puede comprobar que las piedras no son auténticas, pues son una amalgama de dibujos de varias culturas: mexica, olmeca y maya, todas en la misma piedra y con rasgos que se atribuyen a los alienígenas.

“Las piedras ni siquiera están en contexto prehispánico, no nos han podido comprobar la procedencia exacta, el problema es que estos objetos se comercializan y se engaña a la gente, pero nosotros no avalamos estos materiales”.

Ana María Pelz Marín arqueóloga del INAH



Aclaró que en el municipio de Ojuelos sí hay vestigios prehispánicos como puntas de flecha, pinturas rupestres o fragmentos de vasijas, pero no piedras con alusiones alienígenas. Personal del INAH Aguascalientes ya se puso en contacto con las delegaciones de Jalisco y San Luis Potosí, las cuales coinciden en no autentificar los objetos que presume Jaime Maussan.

La especialista subrayó que a pesar de la falsedad de estas piezas se comercializan como verdaderos artículos prehispánicos, y aunque se engaña a las personas no hay delito qué perseguir, pues para el INAH no son objetos históricos, sino simples artesanías. “Incluso a mí me los trataron de vender, y si fueran originales, la venta de un patrimonio de la nación es un delito federal, la gente tiene que entender que no son piezas originales”.



Desde el año 2012, habitantes de Ojuelos, Jalisco, aseguran encontrar objetos prehispánicos a pocos metros de profundidad, los cuales son piedras con figuras que representan naves espaciales, astronautas y personas con características alienígenas, como ojos alargados y carencia de boca.

En el cerro de El Toro, de este municipio, se estableció Aztlán, la ciudad de la cultura náhua-azteca, sus primeros pobladores fueron los chichimecas y huachichiles. En la actualidad, Ojuelos cuenta con más de 25 mil habitantes, los cuales se dedican principalmente a la actividad agrícola, en la que destaca el cultivo de la tuna, maíz, frijol, trigo, cebada y nopal.

Cuenta con yacimientos de mercurio, estaño y con área boscosa, principalmente de pino y roble. Asimismo, se elaboran bebidas como el colonche de miel de tuna y se produce cajeta de leche, se confeccionan sarapes y se realizan artículos de alfarería.

Los primeros pobladores de Ojuelos fueron los indios tecuexes, en el siglo XII. Entre los siglos XIII y XIV perteneció a la región Caxcana y después habitaron el lugar los indios chichimecas y huachichiles. En el sigo XV se fundó Ojuelos con carácter de “fuerte” bajo el nombre de “San José de Ojuelos”, con el fin de resguardar los constantes asaltos a las diligencias que transportaban materiales extraídos de las minas de Zacatecas y con destino a la Ciudad de México.

fuente

Publicar un comentario