martes, 24 de noviembre de 2015

¿UN ENCUENTRO CON "DIOS"?


                 Lucio Huamanñahui retrató en un papel la forma cómo se encontró con “Dios”.

El día 9 de Agosto del 2007, un singular suceso ocurre en la vía rural que une a la ciudad de Ica con el famoso Balneario de Huacachina (denominado el “Oasis de América”), ubicado a 5 Km del centro de la ciudad.

Un hombre que responde al nombre de Lucio Huamanñahui, natural de Apurimac pero residente en Ica desde hace varios años, asegura haber tenido un encuentro con el mismísimo Dios, tal como el mismo lo define.

La noticia recién tiene eco un año después a través del Diario Correo filial Ica, donde se detallan los pormenores del hecho:

…Intentó mirarlo fijamente, pero el resplandor de la luz que brillaba alrededor de la cabeza, hizo que agachara la mirada, poco después logró observar su larga cabellera, bigotes y barbas doradas.

Eran poco más de las 5:30 de la tarde del 9 de agosto del 2007, cuando Lucio Huamanñahui tuvo un encuentro con el creador del mundo en el camino de retorno del Oasis de América.

Tenía más de 2 metros de estatura. Vestido de blanco. Su mano izquierda pegada al muslo y la derecha hacia atrás. “Nos miramos fijamente, pero agaché mi cabeza”, relató el humilde vendedor de helados.




                                              
                                        Acercamiento de la imagen del supuesto ser



Recuerda que “Dios” le dijo: “La perversidad del hombre apesta. Rayaré la paz de la tierra”.

Poco después “Dios” desapareció y Lucio avanzó varios metros siguiendo el camino hacia la ciudad, desde donde pudo observar como “Dios” se iba de entre un cúmulo de nubes en el firmamento y alejándose con dirección como hacia la ciudad de Pisco.

Como se recordará, sólo 6 días después del encuentro de Lucio, ocurre el fuerte terremoto que sacude la región Ica con epicentro justamente en la ciudad costera de Pisco.

Ese 15 de Agosto, Lucio que es evangélico, intentó huir entre el vaivén de la tierra y decidió pedir piedad al hacedor de la tierra; inmediatamente después la tierra dejó de temblar. Para él si no fuera por la oración, quizás Ica hubiera desaparecido y no habrían sobrevivientes.

Según Lucio, “Dios” estuvo en lca poco antes de que la desgracia ocurriera.

Verdad o mentira, dada la influencia religiosa de Lucio, es muy posible que de haber ocurrido la experiencia éste la haya tergiversado alineándola con sus creencias evangélicas, esto resalta justamente en el hecho de catalogar al personaje en cuestión como la mismísima Divinidad Suprema (Dios).

Resulta interesante la descripción y la manera como el testigo grafica a “Dios”, encajando perfectamente con una muy conocida tipologia dentro de la ufología, como son los nórdicos gigantes.


La posible explicación de un encuentro cercano con un ser extraterrestre parece confirmarse con la descripción al puro estilo bíblico de la forma como este ser se aleja del atónito testigo desapareciendo ante sus ojos, y luego de unos minutos viéndolo alejarse en medio de un cúmulo de nubes que parece hacer de su “vehiculo” para desplazarse en el cielo con dirección noroeste.




Alex Sender
Mayo del 2009

Cel. +5156-956707322
astroufoperu@hotmail.com
astroufoperu@yahoo.com
http://www.astroufo.com


A man by the name of Lucio Huamanñahui a native of Apurimac was walking a long a path in a field when he encounter a tall humanoid creature, at least 2meters in height, wearing a long white flowing robe. He held one hand on one thigh and the other behind him. The tall manlike figure had long blond hair and stared intently at Lucio, who attempted to avert its gaze, by lowering his head. He remembers the entity, which he attributed as being God himself, telling him “Man’s perversity knows no bounds, I will forge peace on Earth”. Moments later strange the strange “God-like figure” vanished and Lucio continued on with his journey, he then looked up and saw the figure 6 disappearing into the clouds and vanishing towards the nearby city of Pisco. According to Lucio on August 15 the earth trembled near Ica and he prayed for mercy, moments later the trembling subsided. He is convinced that the city of Ica was saved by “God”
Publicar un comentario