sábado, 17 de septiembre de 2016

EL CRÁNEO Y LA BODA



Cuentan los abuelos,hace mucho tiempo tal vez unos 47 años más o menos,un joven que en fechas futuras contraería nupcias paseaba con los amigos una noche,ya de regreso a sus casas tenían que cruzar por el panteón del pueblo.
Venían distraídos y riendo cuando se pronto se encontraron con un cráneo humano sobre el suelo; al joven no se le ocurrió mejor cosa que decir “te invito a mi boda”; y le propinó una patada como si de un balón de fútbol se tratara.
Llegó el día de la boda,todo era alegría,felicidad y golgório.La música sonaba y la gente bailaba y reía.
De pronto alguien llamó a la puerta ,el novio estaba ocupado y fué uno de los amigos quien fué a atender el llamado,abrió la puerta y se escuchó una voz cavernosa que dijo:“ ¿puedo hablar con el novio?”.El amigo entró a buscarlo y le dijo que le buscaban.
El novio acudió a la puerta,sacó la cabeza vió hacia ambos lados y no vió nada,hasta que dirigió la vista al suelo ,y ahí estaba en el suelo un cráneo que le hablaba y le dijo: “he venido a tu boda,recuerda que tu me has invitado”.
Diciendo eso,el joven cayó muerto de la impresión causada y la boda tuvo que ser suspendida por obvias razones.
Todo por no respetar a los difuntos.
Historia popular de Guanajuato México,transmitida de forma oral por los ancianos.
Publicar un comentario