martes, 26 de noviembre de 2013

yo no creo en los chemtrails pero a veces dudo...

Los chemtrails son un supuesto fenómeno que consiste, según los convencidos de su existencia, en que algunas estelas de condensación dejadas por aviones no son tales, sino que en realidad están compuestas por productos químicos.1 La existencia de dichos chemtrails ha sido refutada por la comunidad científica, si bien casi todas las hipótesis de esta teoría de conspiración coinciden en que su objetivo sería causar algún tipo de daño a la población. Se trataría de una práctica conocida por unos pocos, quedando fuera de este término la dispersión de sustancias químicas para fines reconocidos (fumigación, sembrado de nubes, exhibiciones aéreas, etc.). El término "chemtrail" es una abreviación del término inglés chemical trail, que traducido literalmente significa estela química. La denominación imita a la que se da en este idioma a las estelas de condensación (contrail). El vocablo fue utilizado por primera vez por el periodista William Thomas en 1999, aunque la primera descripción del fenómeno data de 1997, por Richard Finke. Algunos partidarios de esta teoría defienden que las chemtrails comenzaron años antes. La comunidad científica se muestra escéptica respecto a la existencia de las chemtrails y considera que se trata bien de estelas de condensación, o bien de cirros. ULTIMAMENTE ME ENCONTRE ESTOS DOCUMENTOS EN LA DW AL PARECER SON LA PATENTE DE DE LA MAQUINA QUE GENERA ESTA ESTELAS.



EL SUPUESTO USO DE LA ORGONITA CONTRA LOS CHEMTRAILS Un dispositivo de orgonita, el towerbuster, usado contra las antenas de telefonía móvil. Entre quienes denuncian la existencia de las chemtrails hay quien recomienda el uso de orgonita contra éstas. La orgonita es una mezcla de virutas de metal, cuarzo y resina de poliéster que, supuestamente, potencia la energía orgónica positiva y sirve para eliminar un amplio abanico de males y agentes nocivos. El dispositivo de orgonita utilizado para eliminar las chemtrails es conocido generalmente como cloudbuster y consiste en unos seis tubos de cobre de unos dos metros de largo, clavados en un cubo lleno de orgonita. Los defensores de esta tecnología se basan en las ideas de Wilhelm Reich Sin embargo, la teoría de la energía orgónica no cuenta con evidencia alguna que respalde su existencia o supuestos efectos, y es considerada pseudociencia, siendo una variante más de las diversas propuestas de energía vital, al igual que el mesmerismo o el élan vital.
Publicar un comentario