jueves, 14 de enero de 2016

El chamán


Mi bisabuelo según por todo lo que he escuchado de el y he leído y comparado con otras anécdotas era lo que hoy en dia catalogan como un "Canalizador natural".
Osea jamás fue ni asistió a ningún lugar donde aprendiera ninguna técnica supuestamente secreta ni perteneció tampoco a ninguna sociedad secreta la cual le pudiera facilitar algún conocimiento de lo que el realizaba"
Cuentan que era un hombre bien sencillo, muy reservado y sumamente respetuoso y medido al tratar con las personas, aún siendo un hombre semianalfabeto"
Nacido y criado en el campo, desde muy niño se dedicó a pastorear ganado para poderse ganar algún dinero" estamos hablando posiblemente de finales de los 1800"
Sabiendo que era semianalfabeto podemos deducir que prácticamente no podía leer ni escribir por lo que mi abuela no lo recuerda jamás con un libro en sus manos.
Precisamente ahí esta, una de las cosas mas increíbles y curiosas de su vida y su obra tan espiritual que poco a poco se fué dando cuenta que tenia que realizar.
"Miguel Perez" como se llamaba;pero cuentan que todos le decían con un profundo respeto y muy cariñosamente, "Miguel"
Jamás cobró un centavo por ninguna de las obras que realizó y cuando alguien trataba de pagarle se ofendía.
Mi Abuela que era la niña de sus ojos, le pregunto una vez:
Papá ¿ Por que no cobras por lo que haces?,-Son vidas las que estas salvando"-
Y él  le dijo:
No vine a esta tierra a cobrar un centavo por esto que estoy haciendo, Más si algún día lo llegara hacer, esa sería la última vez que me verías haciendo estos tipos de obras.
Cuentan que sobre un papel de cartucho escribía la preparación o fórmulas que le mandaba a las personas que lo iban a ver y cuando las mismas  se la entregaban al farmacéutico del pueblo el señor las identificaba rápidamente y decia:
Quien le entrego esto... El Señor Miguel!!
El farmacéutico, sonriendo levemente les decía: Den gracias a Dios" y se pueden dar por curados!! 



Una de las anécdotas que me relata mi abuela y cada vez que me la contaba y terminaba con los ojos aguados fue:
-Cuando una señora, llego a la casa preguntando por Miguel, y le dijo:
Señor a mi esposo los medicos le han dictaminado, cáncer en la sangre y me dijeron que lo llevara para la casa a morir tranquilo, que en sus manos ya no podían hacer nada"
A mi abuelita le comienzan a saltar las lágrimas y cuenta casi con la garganta trancada que Miguel haciendo un profundo silencio;se quedo unos segundos mirando fijamente al señor y cerrando sus ojos, bajo la cabeza y a unos pocos segundos mas se incorporo y le dijo a la señora:
A partir de mañana mismo harás al pie de la letra y muy disciplinadamente esto que ahora te voy a decir en detalles, y a los 30 días me vienes a ver.
Una mañana iba caminando por el pueblo la misma señora, pero vestida de luto y se encuentra con el doctor que le había atendido al esposo y el mismo le comienza a dar el pésame por el esposo.
"Señora yo sabia que a su esposo le quedaba muy poco de vida, pero ya nada podíamos hacer"
Y la señora sonriendo le respondió:
Disculpeme doctor... Pero por el que estoy vistiendo luto es por mi hermano no por mi esposo"
¡Pero como!¿Y su esposo esta vivo?
¡Si doctor! Perfectamente vivo y en los últimos análisis que le hicieron dijeron que no le encontraban una explicación a lo sucedido, y mucho menos podían entender como se había desaparecido completamente el cáncer en su cuerpo.
Y el doctor impresionado por lo que estaba oyendo de la propia boca de la señora le pregunto:
¿Usted esta segura de lo que esta diciendo? ¿Adonde lo llevo?¿Que le hicieron?¿Como sucedió ese milagro?.
Y la señora contestó:
"Me mandaron a que fuera a ver al señor Miguel"
Y el doctor le pregunto:
¡El señor Miguel!
No conozco a ese doctor
-No es un doctor-
¿Y que es entonces?...
Y la señora le explica detalladamente toda la historia, el doctor después de escucharla le dijo:
Por favor,¿cree que pueda llevarme a conocer a ese hombre?
Entonces el doctor fue, lo conoció, estuvo hablando con Miguel casi un día entero y de ahí en adelante dicen que fueron grandes amigos.
Mi abuela comienza a secarse sus lágrimas y me cuenta que a partir de ese momento, muchísimos pacientes que llegaban al doctor con situaciones muy similares a la anteriormente contada el doctor les decía a sus  pacientes
"En mis manos no esta la cura para esta enfermedad.Pero le recomendaría que fuera a ver al Señor Miguel Perez"
Y como este caso dice mi abuela que pasaron muchísimos y que nunca de nadie acepto un centavo.
Pudiera seguir contándole como estas otras mas que aun guardo y guardaré siempre en mi memoria de la vida de ese gran hombre
Mi bisabuelo,"Miguel Perez"
Espero que le haya gustado tanto a Ud como a todos los que la lean esta pequeña anécdota de un humilde y sencillo hombre que dedicó su vida a la ayuda de los demás y estuvo y aun esta en los corazones de personas que aun estan vivas y lo recuerdan de cuando eran niños.
Saludos y abrazos para Ud y para todos los suyos.
A sido un verdadero y gran placer para mi, el haberle contado este pequeño fragmento de la vida de mi Bisabuelo"
Una vez mas Saludos y abrazos!!
ENVIADO POR:


+Elio Diaz
Publicar un comentario