lunes, 11 de agosto de 2014

'GUY HOTTEL MEMO': EL DOCUMENTO SECRETO DEL FBI

GUY HOTTEL MEMO es el documento secreto del fbi ,pero es tambien  el mas visto a partir de la desclasificacion de documento secretos.



De Guy Hottel memo de 1950
A single page of March 22, 1950 memo from Guy Hottel, the special agent in charge of the Washington Field Office, regarding UFOs is the most watched document in the FBI Vault , our online repository of public records.



El FBI ha desclasificado cientos de documentos oficiales durante los últimos años, varios de ellos bajo la etiqueta de “fenómenos inexplicables”. Es precisamente en esta última categoría en la que se encuentra el documento secreto más visto por la población en todos los tiempos: “Guy Hottel Memo”. Se trata de una sola página fechada el 23 de marzo de 1950 en la que se describe escuetamente, pero de forma extremadamente detallada, el avistamiento de tres platillos voladores que “fueron recuperados en Nuevo México” y que captaron los radares del ejército de EEUU.

Un tema que sigue levantando pasiones y, sobre todo, mucha curiosidad, pues durante los dos años que este archivo lleva indexado en el registro digital de la agencia de inteligencia norteamericana ha recibido cerca de un millón de visitas. El autor era el máximo responsable de la oficina del FBI en Washington y, como ocurría por aquel entonces con todos los documentos clasificados elaborados por la agencia, fue remitido directamente al director Edgar Hoover.

En el relato de Guy Hottel se cita como fuente a uno de los informantes del FBI: “Los platillos fueron descritos como naves circulares de unos 50 metros de diámetro” y con una pequeña torre en el centro. El texto continúa afirmando que en cada una de las tres naves se encontraban “tres cuerpos con forma humana”, aunque de un metro escaso de estatura. Todos ellos vestían unos “ropajes metálicos con una textura muy fina”.
De Guy L. Hottel nació alrededor de 1902, era un graduado de la Universidad George Washington en Washington, DC, donde fue un jugador estrella de fútbol americano. Más tarde fue incluido en el Salón de atletismo de la universidad de la fama. Entró en el FBI como agente especial en 1934 En diciembre de 1936, fue nombrado jefe de la Oficina Local de Washington del FBI en funciones; fue nombrado agente especial a cargo del siguiente mes de mayo y se desempeñó hasta marzo de 1941 Hottel fue re-nombrado agente especial a cargo en febrero de 1943 y sirvió hasta 1951, cuando él tomó una posición en la División de Identificación. Se retiró en 1955 Hottel se casó tres veces y tuvo dos hijos. Después de su carrera en el FBI, Hottel desempeñó como secretario ejecutivo de la Asociación de Benevolencia de Caballero. Murió en junio de 1990.
Las conexiones con el caso Roswell
Un grado de detalle que llegó incluso a sorprender al propio director de la agencia de inteligencia. Sobre todo, después de que las fuerzas aéreas del ejército norteamericano le confirmasen que sus radares de alta potencia más próximos a la zona habían interferido “el mecanismo de control de los platillos”. El documento remata tajante: “Sin necesidad de evaluación adicional”, cerrando así un caso que todavía hoy levanta sospechas y dando pie a todo tipo de teorías de la conspiración.

La mayoría de ufólogos han relacionado este documento con elfamoso caso Roswell (Nuevo México) y el supuesto hallazgo de cadáveres extraterrestres. Sin embargo, las fechas no dan pie al vínculo establecido entre ambos sucesos, pues el relato de Hottel fue escrito casi tres años después del polémico caso (8 de julio de 1947).
Por otra parte, en el archivo digital del FBI existe otro documento sobre este último suceso, que además fue redactado por la oficina de Dallas, y no por la de Washington en la que trabajaba Hottel. De hecho, este archivo forma parte de una serie de documentos sobre OVNIS, fechados entre julio de 1947 y julio de 1950, bastante numerosos debido a la orden que Hoover dio a las fuerzas aéreas para que informasen sobre cualquier hipotético avistamiento.
Caso cerrado
El FBI nunca otorgó demasiada credibilidad a los documentos sobre objetos voladores no identificados durante aquellos tres años en los que los aviadores norteamericanos no dejaron de mirar al cielo en busca de un posible OVNI. Quizá por ello la información ni siquiera fue verificada ni se emprendió ningún tipo de investigación.
En este contexto de indefinición, las teorías de la conspiración no han parado de reproducirse, tanto desde dentro como desde fuera de la agencia. La última de ellas ha sido espoleada por un veterano exagente de la CIA, Chase Brandon, quien ha asegurado en su autobiografía que lo que cayó del cielo en Roswell era “una nave que claramente no provenía de este planeta”. La agencia de inteligencia tampoco ha confirmado ni desmentido el contenido de este segundo documento relacionado con el caso, por lo que las sospechas continúan.
fuente/ www.fbi.gov/the vault.  http://www.elconfidencial.com/
DOCUMENTO ON LINE
Publicar un comentario