martes, 14 de octubre de 2014

el hombre murcielago de chihuahua




Chihuahua, México, 2009

Los habitantes de La Junta, en Guerrero, Chihuahua, han reportado la aparición de un hombre murciélago. Según las descripciones es muy alto, de dos metros aproximadamente, con dos pares de alas. El rostro cubierto de pelo, ojos rojos y manos pequeñas tipo canguro.




El principal testigo es un estudiante de la Universidad Regional del Norte, quien asegura que el extraño humanoide lo persiguió por espacio de quince minutos durante la noche del 6 de marzo de 2009. Este joven no desea revelar su nombre, sin embargo detalla que cuando conducía de regreso de su jornada escolar, a las 23:50 h, vio sobre la avenida la silueta de un hombre encorvado, que parecía estar cubierto con una manta. Entonces frenó de manera brusca su camioneta -para no atropellarlo-, pero sorpresivamente la figura se incorporó saltando hacia adelante, desplegando sus enormes alas como un murciélago. Ante lo insólito del suceso, el joven aceleró lo más que pudo tratando de huir, pero el extraño ser volaba a la par del vehículo, asomado por la ventanilla del copiloto y golpeando el vidrio con sus manos. Para su fortuna, el críptido se alejó volando hacia los cerros.

"Fueron 15 minutos de máxima desesperación. Estoy seguro que no lo imaginé, fue real", manifestó exaltado, añadiendo que en ese momento de pánico se comunicó con su mamá, vía celular, y que sólo atinaba a decirle ¡me voy a morir!, ¡me voy a morir!

La señora declaró al diario "El Heraldo de Chihuahua", que nunca había visto a su hijo con tanto miedo, al grado de una crisis nerviosa. "Llegó temblando y todo pálido", aseveró. Al respecto, dicen que el muchacho está hospitalizado, pero esto aún no se confirma.

El joven es un buen estudiante, además muy serio y sin vicios, por lo que su testimonio se debe tomar en cuenta para la investigación, toda vez que no es el único que ha reportado la presencia de la extraña entidad. Esta experiencia se suma a los relatos de varios habitantes de Mesa de González y de Cimbraplay, que coinciden con la descripción física.

Una mujer, que usa el pseudónimo de Ivonne, también manifiesta que vio al "hombre murciélago", pero ella pensaba que era "la muerte", pues estaba en la puerta del cementerio. Dice que parecía una larga estatua con una capa negra. Esto ocurrió unos días antes del incidente del joven universitario, a las 21:00 horas, aproximadamente.




Otro testigo revela que la entidad emite una especie de chillido, pues lo percibió en el techo de su casa, así como un aleteo muy fuerte.

Pero el encuentro más cercano sucedió en la huerta El Rosario, cuando su velador escuchó unos ruidos escalofriantes que no pudo identificar. Recorriendo el predio en su cuatrimoto, vio que en la malla antigranizo estaba atrapado un ente con ojos rojos, un ser muy extraño que intentaba escabullirse. Ante la escena, opto por huir a toda velocidad, pero regresó al día siguiente, comprobando que éste había escapado. Es de llamar la atención que la huerta se localiza en un punto cercano al puente Sin Nombre, que es el lugar del avistamiento referido por el estudiante.




Lo más grave que comentan los vecinos de La Junta, es que una persona se desvaneció de un paro cardiaco por la presencia del "hombre murciélago", en el Baje o Agua Caliente, a unos 20 kilómetros. Se recupera en un hospital, aunque todavía no está en condiciones para explicar su experiencia.

Un relato más lo ofrece un hombre de edad avanzada, habitante de la comunidad de Saénz, quien detalla la observación de una silueta muy grande en el patio de su casa, alrededor de las diez de la noche. Parecía un hombre alto y delgado, con ojos muy brillantes, portando una capa negra. "Estaba parado sobre la barda de mi patio y cuando le grité para que se identificara, dio un brinco hacia atrás y corrrió velozmente hacia el cerro", dijo el señor a un reportero del periódico "El Heraldo del Noreste".

Las autoridades locales implementaron un operativo ante las denuncias de la población. Protección Civil y la Policía de Guerrero, en Chihuahua, investigaron en diferentes lugares sin éxito, pues no dieron con el paradero de la misteriosa criatura. Así lo informó el comandante de la Policia Seccional, Socorro Rodríguez Arives. Quien agregó que, según reportes iniciales, el ente alado tenía su guarida en las cuevas de la zona montañosa de Miñaca.


Cabe mencionar que han asociado estas apariciones con la matanza de borregos en tres ranchos vecinos, cuyos cadáveres tenían las mismas características: cortada de tajo en el cuello y en la cola.


Asimismo, algunos relacionan al "hombre murciélago" con el brote de la epidemia de gripa porcina AH1N1en Chihuahua, que empezó veinte días después del reporte del estudiante.

Por su morfología, y que parece ser "premonitorio de catástrofes", también lo han nombrado "Mothman" o "el hombre polilla".
De la redacción

Cuauhtémoc, Chihuahua.- El hombre murciélago, que parece emanado de alguna película de ficción, es un ser real que puso en pánico a un joven alumno de una universidad local y que reside en La Junta. Se trata de un ser que fue visto por varios testigos en esta región y que lo describen como un humanoide con alas, rostro cubierto de pelo y una altura de unos 2 metros. 

Coincide, por cierto, con la matanza de borregos en varios ranchos que mueren degollados. El joven, quien no fuma, ni toma y mucho menos se droga, se llama ¿?, pero no quiere que aparezca su nombre.

Y es que aún no se repone de la experiencia de esa noche, viernes 6 a las 23:50 horas, cuando saliendo de la Universidad Regional del Norte se dirigía a su casa en domicilio conocido de La Junta.

Sin embargo, a la altura del Puente sin Nombre tuvo que dar una frenada de emergencia. Sobre la cinta asfáltica vio un bulto con la figura de un hombre encorvado y que parecía estar cubierto, tal vez por una cobija.

Al momento de llegar, la figura, aún desconocida, se yergue, da dos saltos hacia adelante, despliega unas enormes alas del tipo de un murciélago que probablemente cubrieron todo el ancho del carril y alza el vuelo.

El joven en mención, serio y sobresaliente en su escuela, no la pensó más, metió el acelerador al fondo de una Liberty que rechinó las llantas en esa desaforada huida de algo desconocido. 

Fueron unos 15 minutos de persecución y de máxima desesperación. El extraño ser volaba con la fuerza de sus alas traseras, más pequeñas, al parejo del vehículo y se asomaba por el lado del copiloto.

El miedo se tornaba más intenso, y sólo atinó a llamar en ese momento vía celular a su casa, recibiendo respuesta de su madre, quien le preguntaba por qué se oía el ruido como si alcanzara la máxima velocidad.

Con voz entrecortada por el llanto trató de describirle que un hombre, quizá un animal con alas lo perseguía. Su primera idea fue que aquello era alguna aparición, alguna forma en la que se vestía la muerte y gritaba desesperado: ¡me voy a morir, me voy a morir!

Narra ahora que supondría que fue alguna alucinación, pero al reflexionar que el ser le persiguió por más de 15 minutos, vuelven los escalofríos, y dice: No, no fue ninguna ilusión, fue lo más cercano que se ha encontrado con el miedo.

La descripción es algo vaga, pero esa imagen ahora lo persigue cuando trata de dormir sin que concilie el sueño. Un hombre, con ojos rojos, como cuando se presenta un derrame, inyectados de sangre. De unos 2 metros, calculando que abarcaba todo lo largo de la Liberty. Dos pares de alas, unas grandes, otras chicas, que si las utilizaba podría alcanzar una velocidad inimaginable; las manos pequeñas, tipo canguro, que las llevaba como sueltas, sin fuerza, y golpeaban repetidamente con la velocidad los vidrios del lado del copiloto.

El rostro cubierto de alguna especie de vello, donde sobresalía una frente boluda y esos ojos inyectados de sangre.

La cuestión es que ese ser fue visto por las cercanías a Cimbraplay, cerca de Sáenz, Guerrero. Y curiosamente en esos días aparecieron muertas varias borregas en tres diferentes ranchos. Mostraban la misma forma de muerte: un enorme tajo en el cuello y otro en la parte de la cola.

Otra familia también asegura haberlo visto por el tramo de Mesa de González, en la carretera a San Juanito, y hace una descripción parecida.

La madre narra, respecto a esa noche: Nunca lo había escuchado así y mucho menos visto de la forma en que llegó, temblando, pálido y en medio de una crisis nerviosa.

En su escuela, el joven es muy respetado y se dice que ya investigan sobre la presencia de ese mítico ser. Aunque también parece que ya nació la leyenda del Hombre Murciélago de La Junta.

APARECE NUEVAMENTE CERCA DEL PANTEÓN

"Vi a la santa muerte", lo dijo en el tono más calmado que pudiera tener después de la amarga experiencia, fue un comentario de Ivonne que no salió de la casa. Lo compartió a su madre y su esposo. Nadie más.

Fue hasta ahora que se percataron de que coincide con la descripción del Hombre Murciélago que se ha visto en la región de La Junta y que hace unos días se apareció nuevamente en la puerta del panteón.

Ivonne (nombre ficticio) es una joven madre que, el pasado sábado, unos días antes de que aterrorizara al joven de la URN, fue a dejar a su amiga a un sector de La Junta tras estar en su casa, muy cerca de la nueva autopista a Guerrero.

Eran las 9 de la noche cuando venía de retorno por un paso de terracería que une a la carretera antigua y hace paso por el Panteón.

Fue en ese momento que vio una figura enorme al pie de la puerta del panteón. Era como una larga estatua y parecía una persona cubierta con una cobija o alguna capa negra. Sintió que se estremecía y aceleró la camioneta. Pensó que era la Santa Muerte y que probablemente iba a morir en el trayecto del panteón a su casa.

Al llegar comentó a su madre y a su esposo lo que había visto, y les dijo que quizá era la Santa Muerte, pero mostraba mucha serenidad, de tal manera que se quedó en eso, en un comentario que resurgió cuando leyeron en El Heraldo el primer suceso, donde un joven manifestó la traumatizante experiencia.

Las descripciones de la nota de El Heraldo del Noroeste le hicieron pensar que era lo mismo que había observado, coincidiendo con ella su madre y su esposo.

Al acudir a la puerta del panteón se percata que la altura del extraño ser es imponente, dado que el arco mide aproximadamente unos 4 metros de altura y la testigo menciona que al pasar por ahí veía que su cabeza casi tocaba la parte superior.

El joven universitario calculó que su estatura era de 2 metros en base a que cuando lo siguió por espacio de 15 kilómetros su longitud cubría el largo de la Liberty que manejaba en ese momento.

La leyenda del hombre murciélago seguía tejiendo historias: vecinos de La Junta empezaron a comentar ahora que hay otro joven que también fue testigo de esta presencia entre sobrenatural y misteriosa.

Sin embargo dicen que su impresión fue tal que ahora está hospitalizado en algún lugar, víctima de un shock nervioso. Esta versión está por confirmarse o desmentirse.

MÁS DE LOS TESTIMONIOS: LO VIERON ATRAPADO ENTRE LAS MALLAS ANTIGRANIZO Y HABLAN DE UNA POSIBLE FOTO

A un mes de la primera aparición o testimonio, en este poblado y sus alrededores, a 40 kilómetros de Cuauhtémoc, se tejen más historias. Será un miedo que se extiende o la realidad que se generaliza. Los niños también lo han visto.

Corre la versión de que en pleno Centro dos pequeños salieron para tomar agua de la llave al patio de la casa. Fue cuando vieron que planeaba una enorme ave. El miedo que sintieron los hizo entrar a su casa corriendo y jadeando. 

Una joven asegura que escuchó un ruido como de chillido de ratón, extraños ruidos en el techo y el aleteo.

Sin embargo un encuentro más cercano se produjo en la Huerta El Rosario, coincidentemente cerca de la primera aparición, allá en las cercanías del Puente sin Nombre, donde el velador oyó unos sonidos jamás antes escuchados.

En su cuatrimoto que usa para recorrer la extensión de la huerta llegó al punto donde calculó se escuchaba. Lo que vio simplemente era indescriptible, y lo único que le dictó su cerebro fui huir a toda velocidad. El ente de ojos rojos estaba atrapado por la malla antigranizo y luchaba por escaparse, lo que seguramente logró, pues al siguiente día ya no estaba.

La noticia y los comentarios son producto de la paranoia, tal vez, pero algo que todos se están preguntando es acerca de la existencia de una foto que alguien alcanzó a tomar, esto al menos lo asegura un elemento de Seguridad Pública que no fue localizado para corroborar la versión.

Más aún, a unos 20 kilómetros, en El Baje o en Agua Caliente, un testigo del imponente paso de este ser simplemente se desplomó víctima de un paro cardiaco.

Se comenta que está siendo atendido en algún hospital de la región, pero por alguna razón se oculta todavía su identidad. De hallarse, aún no estaría en condiciones de narrar sobre lo que vio.



Fuentes: El Heraldo de Chihuahua y El Heraldo del Noreste

http://www.oem.com.mx/elheraldodechihuahua/notas/n1100509.htm












Publicar un comentario